Día Mundial del Autismo: el rol de las TICs.


Ayer, 2 de abril, se conmemoró el Día Mundial de la Toma de Conciencia sobre el Autismo y el PANAACEA (Programa Argentino para Niños, Adolescentes, y Adultos con Condiciones del Espectro Autista) que convocó a participar de una marcha a las 16 en la Plaza del Congreso Nacional, bajo la consigna Argentina habla de Autismo.

El autismo hace referencia a un conjunto amplio de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral dando lugar, a las personas que lo padecen, a sufrir dificultades en la comunicación e interacción con los demás, así como en la flexibilidad del pensamiento y de la conducta de la persona que lo presenta.

En la actualidad con los avances tecnológicos en los medios de comunicación se abren las puertas para unas nuevas formas de relacionarse con el otro. De este modo, la interacción con otros, clave en su desarrollo emocional y psicológico, y en su bienestar global, ya no se produce sólo en el juego tradicional, sino que tiene lugar, gracias a la interactividad propia de las tecnologías de la información y de la comunicación, en el juego digital que se puede compartir con los amigos, o bien con la propia máquina que ejerce las veces de “otro”.

El doctor Miguel García Coto, médico psiquiatra infantil, magister en Psicología Cognitiva y profesor de Psicopatología Infantil en  la Universidad de Palermo, define que las intervenciones en chicos con TEA se hacen “tanto directamente en la vida diaria como a través de recursos derivados de las tecnologías de la información (TIC) con los cuales se aprovecha la motivación derivada del modo de pensamiento digital: sistemático, visual, respuesta inmediata, mínima planificación motora, réplicas y ensayos cognitivos de situaciones reales, etc.”

Guadalupe Montero, profesora española especialista en tecnologías aplicadas a trastornos del espectro autista explica que la implementación de las TIC presenta muchas ventajas: es motivadora, fácil de usar, de rápida adquisición y no es necesario que la persona conozca lenguaje de señas. Pero debemos tener en claro su uso y adaptar las funciones a éste. Juegos clásicos como el memotest o el Simon pueden ser reacondicionados y utilizados en estos casos.

Montero caracterizó a las TIC como imprescindibles para garantizar dos derechos fundamentales en personas con autismo: a la comunicación y a la autodeterminación. Respecto al primer derecho, la especialista explicó que su importancia reside en que permite interactuar con el entorno social y expresar sus necesidades, preferencias e inquietudes. La tecnología puede ayudar a quienes no han desarrollado el lenguaje oral o tienen dificultades para estructurarlo y que han fracaso con el uso de otros sistemas. La función que cumple en estos casos es la de brindar una solución de comunicación aumentada alternativa. Ofrece herramientas para la estructuración de las frases o discursos.

El uso de tecnología debe contextualizarse para ser efectivo. El acceso a recursos puede ser diferente en distintos países y es necesario conocer la realidad y la actualidad para poder elaborar planes de intervención eficaces.

 

 

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario